viernes, 25 de abril de 2014

HACER UNAS CORTINAS DIY EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS

¡Hola amig@s costurizad@s!

Hoy vengo a mostraros uno de mis primeros trabajos de costura: la confección de unas cortinas. Aparentemente, a las novatillas como yo, nos puede dar la sensación de que resultan difíciles de coser por las dimensiones de la tela, los pliegues que hay que hacerles en la parte superior, que los bajos queden bien,...

Pero la verdad es que no es así, porque, una vez que te pones manos a la obra, te das cuenta que es de lo más sencillo que hay y el resultado es espectacular.


Como podéis ver, en esta ventana opté por poner un estor blanco y delante coloqué dos cortinas de colores confeccionadas, en parte, por mí. Ambos son de Ikea, pero de estas últimas no os puedo dejar el enlace porque ya están descatalogadas.

Otra posibilidad más clásica es la de vestir la ventana con unos visillos y poner delante de ellos unas cortinas. Por la decoración de esta otra habitación me decanté por esta opción, tal y como podéis ver en la foto.


Los incondicionales de Ikea ya habréis reconocido al archiconocido modelo de visillo ninni trad. No os podéis imaginar lo bonitos que son sus círculos, tan enormes y tan sutiles a la vez. Nada que ver con esos aburridos visillos de siempre. Delante decidí colgar unas gruesas cortinas lisas de un color azul muy relajante, también de Ikea, pero creo que tampoco están ya a la venta porque no las he podido encontrar en su página web para dejaros el enlace.

¿Pero qué necesito para hacer unas cortinas?

Antes de nada tenéis que decidir cómo queréis colgarlas, bien con riel o bien con barra de anillas. Yo he optado en estos casos por la solución de la barra, que las podéis encontrar de madera o metálicas.

En este caso debéis tener entonces, además de los útiles necesarios para cualquier tipo de costura: máquina de coser, hilo, tijeras, alfileres, metro..., la tela para la cortina o la cortina semi confeccionada (como es el caso de las que yo compré), la tira fruncidora y los alzapaños o ganchos para poder colgarla de las anillas Estos últimos los adquirí en Ikea pero que podéis encontrar en cualquier merecería tradicional o centro especializado.


Me hubiera gustado haceros un tutorial con fotos de los pasos a seguir pero como ya las tengo hechas es imposible. Aún así intentaré explicarlo de la forma más clara posible.

Paso 1.- En primer lugar se ha de tomar la medida de la ventana, tanto el alto como el ancho, donde las vayáis a colocar.

La medida del alto comprende la distancia desde donde vaya colgada la cortina (riel o barra) hasta el suelo o, si la queréis corta, hasta unos 15 o 20 cms. por debajo de la ventana. La tela necesaria para el alto será esa medida más otro medio metro para hacer los dobladillos de arriba y del bajo.

La medida del ancho comprende la anchura de la ventana más otros 40 o 50 cms., que son los 20 a 25 cms. que debe sobresalir la cortina de cada lado de la ventana. Para saber cuánta tela necesito para el ancho he de multiplicar la suma de esas medidas (ancho de la ventana más 40 o 50 cms.) por 2 o por 3 dependiendo del vuelo que lleve, a lo que tendréis que sumar de 8 a 10 cms. por cada dobladillo lateral o de cada lado (si hacéis una cortina son dos, si hacéis dos cortinas son cuatro).

Una vez que tenéis la tela preparada hay que hacer un dobladillo en la parte de arriba que tenga el mismo ancho que la anchura de la tira fruncidora (suelen ser de unos 15 cms.), además de los dobladillos en los dos laterales (de 1,5 a 2 cms. dependiendo del gusto).

En el caso de que lo que tengáis sea una cortina confeccionada o semi confeccionada hay que obviar este paso pues estos dobles ya vienen hechos.

Paso 2.- Ahora toca coser la tira fruncidora en el dobladillo superior, por la parte interna o revés de la cortina. Se ha de coser con un pespunte en cada uno de los dos extremos longitudinales de la tira; esto es, hacéis el pespunte en el borde de cada uno de los lados de la tira.

Una vez esté cosida se ha de fruncir la cortina mediante la tira y ajustarla a la medida exacta de la barra donde ha de ir colgada. Aquí también hay varias formas de hacerlo: estirando simplemente las dos cuerdecitas que lleva la tira o haciendo unos pliegues o tablas, que es como yo lo hice, y que hemos de sujetar con los ganchos; a veces es necesario reforzar con pequeñas puntadas a mano o pasando un pespunte (en mi caso esto no fue necesario, tal y como podéis ver en las fotos). Por cierto, la compré también en Ikea pero debe de estar descatalogada como las otras, no la encuentro.


Paso 3.- Por último hemos de colgar la cortina en las anillas de la barra y medir el largo para hacer el dobladillo inferior o bajo, que aseguraremos con un pespunte.


Y ya está, ya tenemos nuestra cortina DIY hecha de una forma muy fácil y barata.


¿A qué de esta forma os vais a animar a cambiar esas cortinas que ya estáis hartos de ver y darle un aire nuevo a vuestras casas?

¡Hasta pronto!


9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Te agradezco pero detesto las cortinas coin esos ganchitos....me
    han dado muchisimnoi trabajo...se salen lis ganbchitos.....me quedo con el barral y los hojales (orejas) de la misma tela...las ponbes y sacas en un santiamen poara lavarlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nora, como verás siempre hay solución para todo. Me alegro que la hayas encontrado. La verdad es que la cortinas con ollaos (que son esos agujeros o arandelas a las que te refieres) a mí también me gustan mucho porque tienen una caída muy elegante. No obstante, respecto a la posible incomodidad de los ganchos, he de decirte que los que he utilizado no se caen, quedan muy bien sujetos y no dan ningún tipo de problema. Pero lo dicho, como hay de todo en el mercado podemos elegir lo que más nos interese. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Es un curso muy practico , i facil . Pero estoy de acuerdo con el comentario de la tecnica del ojal . Es mucho mas practico ,en mi caso mas porque uno de mis hijos es alergico a los ácaros ,quiere decir que las tengo que lavar muy frecuentemente .por eso me decanto por los ojales . Un ABRAZO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gloria, muchas gracias por tu comentario. Entiendo que hayas encontrado más práctica la cortina con ollaos. De todas formas te diré que yo, que también lavó bastante a menudo las cortinas, tengo un truco para no quitar los ganchos. Cuando quito la cortina de la barra, recojo y ató con un lazo la parte de arriba donde están los ganchos, dejando estos hacia dentro. Después pongo por encima una media o panty para que quede bien sujeto, y a continuación le vuelvo a poner por encima una bolsa de pan o cualquier bolsa de tela fina anudándola bien para que no se desate (dentro de la media y de la bolsa queda únicamente la parte de arriba de cortina que tiene la cinta fruncidora y los ganchos). Todo ello para proteger la tela y la lavadora de los ganchos (a veces pongo sólo la media). Y por supuesto, habiéndonos asegurado antes que son ganchos de calidad y que no se oxidan. Nunca he tenido problemas al lavarlas así, y me ahorro tener que quitar los ganchos. Besos.

      Eliminar
  4. Muchas gracias, estoy en lanzarme en coser mis primeras cortinas y me va de película tu post

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Tengo unas cortinas con barra y aros metálicos, pero la tela se cae hacia afuera en la parte de arriba porque los ganchos son pequeños. Me gustaría saber dónde puedo encontrar los ganchos que muestras en las fotos. Al ser más largos veo que la parte superior de las cortinas queda perfecta.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Hi people,
    Thank you so much for this wonderful article really!
    If someone want to learn more about the cortinas confeccionadas I think this is the right place for you!

    ResponderEliminar